UP-IU Verdes defiende las energías renovables como sector estratégico para construir un nuevo país

el . Publicado en Elecciones Generales 2015

La cabeza de lista de Unidad Popular-Izquierda Unida Verdes al Congreso por la Región de Murcia, Magdalena Martínez Bode, ha apostado hoy por las energías renovables como un sector estratégico "imprescindible" para impulsar el modelo de desarrollo que, en su opinión, necesita esta comunidad.

En rueda de prensa, Martínez Bode ha recordado que el candidato del PP a la Cámara baja Teodoro García "votó en contra de las 20.000 familias de la Región" que invirtieron en las energías fotovoltaicas "como se animaba en el Boletín Oficial del Estado", para lo que muchas utilizaron como aval sus propias viviendas.

La candidata ha considerado que la inversión en energías renovables permitiría "un nuevo modelo de desarrollo en el que se utilice como recurso el sol, abundante en esta región", así como la implantación de empresas "de todo tipo", lo que serviría para reactivar la economía.

"El actual modelo se basa en la escasez, y en este punto nos referimos al agua; un recurso limitado que ha sido utilizado como arma electoral cuando lo que pasa es que quien tiene que recibirlo es el pequeño agricultor, y no le llega o le llega escasamente".

Esta cuestión se debe "a los regadíos ilegales, que no se persiguen, y a actuaciones como la desaladora de Escombreras", ha sostenido Martínez Bode, tras lo que ha recordado que la justicia declaró ilegal las licencias de construcción de viviendas que contaban con esta infraestructura para el abastecimiento de agua.

UP-IU Verdes ha apostado por la energía como un derecho básico y el sector de las renovables como necesario para el cambio de modelo productivo; por la defensa y puesta en valor de los espacios naturales, entre los que ha destacado la huerta de Murcia, la bahía de Portmán y la sierra minera.

Del mismo modo, ha defendido el trasvase Tajo-Segura por ser una obra amortizada; un pacto nacional del agua, para que "no dependa del gobierno de turno, sino que sea estable y basado en el diálogo entre territorios, y actuaciones para impedir los cortes de luz y agua a las familias.

Además, ha rechazado "de plano" la urbanización de Marina de Cope, los proyectos de fractura hidráulica, la construcción de un macropuerto en El Gorguel y los procesos que suponen desproteger y atacar los espacios naturales de la Región de Murcia.

Preguntada sobre el aeropuerto, Martínez Bode ha defendido el de San Javier y, respecto al de Corvera, ha solicitado una auditoría de la deuda pública en la que se incluya esta y otras infraestructuras "del pelotazo", cuyas consecuencias, derivadas de decisiones del Gobierno regional, "pagamos todos los murcianos y las murcianas".

¡Compártelo!

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInenviar a meneame