Para IU-Verdes los datos de paro suponen más desigualdad social y la consolidación y extensión de la figura del trabajador pobre.

el . Publicado en Región de Murcia

La dirección colegiada de IU-Verdes ha valorado positivamente la mejora coyuntural del mercado laboral con un importante descenso del paro en la región de Murcia según los datos de la EPA del 2º trimestre. Sin embargo, es necesario destacar que un análisis detallado, alejado de la propaganda y las alharacas, pone de manifiesto que las contrataciones realizadas son mayoritariamente de carácter estacional: sector servicios, más específicamente, hostelería y comercio, siendo obvio el tirón de la Semana Santa y los inicios del periodo estival. Con todo, es sin duda una buena noticia, aunque muy matizable.

 

El responsable de Economía y Empleo de IU-Verdes, José A. Pujante, ha manifestado que “tras la intensa destrucción de empleo propiciada por la crisis de la burbuja inmobiliaria y financiera con la inestimable ayuda normativa de las dos últimas reformas laborales, estamos en un proceso de recontratación paulatina pero en unas condiciones laborales y salariales mucho más desfavorables”.

La formación de izquierdas ha destacado que “la angustia de muchos trabajadores y trabajadoras con familias a su cargo e hipotecas a las que hacer frente les lleva a aceptar unas condiciones contractuales draconianas.

Así, la devaluación salarial y de otros derechos conquistados menos visibles es un hecho. La lógica del capital es implacable: primero destruye empleo de calidad y razonablemente remunerado y después vuelvo al mercado laboral a por una fuerza de trabajo exhausta, con miedo y dispuesta a venderse por 600 u 800 euros trabajando una parte del tiempo en A y otra en B gratis.

En este sentido debe entenderse la negativa empresarial a que los salarios recuperen poder adquisitivo y su negativa a un acuerdo que tenga en cuenta tanto la previsión de crecimiento 3% PIB como la inflación prevista, entre el 1,5 y el 1,9. Esto sólo puede intensificar la deriva de enorme desigualdad social de nuestro país y nuestra región. Porque este es el problema de fondo del actual modelo: más desigualdad social y más pobreza, además de la consolidación y extensión de la figura del trabajador pobre.

Por otra parte, IU-Verdes destaca que la EPA del II trimestre de 2017 pone de manifiesto, además, que la recuperación precaria del empleo se produce con mucha menos intensidad entre las mujeres. Es una recuperación machista. La mayor parte de los contratos son eventuales lo que demuestra la fragilidad de la recuperación del empleo. Además estamos lejos de las cotas de ocupación y paro de hace diez años, no digamos ya de las que se refieren a las condiciones laborales y salariales; por lo que nos hemos empobrecido Intensamente, mientras las rentas del capital han incrementado sus beneficios.

Hay que reseñar, en cualquier caso, que nuestra región está globalmente en los peores indicadores laborales y siempre ha variado bruscamente tanto en destrucción de empleo como en generación. Esta volatilidad deriva de una estructura productiva muy endeble y estacional.

Si establecemos una comparativa de la EPA en nuestra región entre 2007 y 2017, podremos comprobar la intensidad de los efectos de la crisis:

 

 

2007

2017

POBLAC.  OCUPADA

624.000

585.000

POBLAC.  EN PARO

48.100

 124.000

POBLAC. ACTIVA

672.000

709.900

% PARO

7’15%

17’46%

 

¡Compártelo!

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInenviar a meneame
Añade tus comentarios
  • No se encuentran comentarios