PRESUPUESTO MUNICIPAL 2018

el . Publicado en Jumilla

La lógica nos dice que el presupuesto para el año 2018 tendría que haber entrado en vigor a principios de año, por lo que deberíamos haber debatido y aprobado este documento hace ya 6 meses. El equipo de gobierno ha tenido 6 meses para elaborar un borrador, un borrador que tal y como viene deja muchísima que desear, porque parece que estos 6 meses que han tenido no los han utilizado en mejorar la gestión del año anterior.


A pesar de las muchas excusas estamos convencidas de que el Equipo de Gobierno lo ha retrasado hasta que no hay forma de restar partidas a las privatizaciones ya que acaban de cerrar tres de las más importantes, la de jardines, la de gestión de catastro y la de conserjes, con subidas muy importantes.
Con este presupuesto el Equipo de Gobierno se limita a conformarse con el cumplimiento de la ley de estabilidad presupuestaria y no hace nada para corregirla, se limitan a obedecer de forma sumisa y no hacen nada para que no sigan subiendo las privatizaciones ni suban los impuestos que se lleva el estado en forma de IVA. Teniendo en cuenta que la mayoría de las empresas que dan estos servicios son de fuera, tenemos que decir claramente que muchísimo dinero se queda fuera de Jumilla cuando podría quedarse aquí.
IU-Verdes cree que este presupuesto es de difícil o imposible cumplimiento en el plazo que queda, pues entrará en vigor, con suerte, el 1 de julio, después viene agosto y muchas partidas no se van a poder gastar en el tiempo que queda de 2018.
No hay nada ambicioso en este presupuesto, las inversiones son menores que el año pasado y menores que el anterior. El PSOE se excusa en que muchas inversiones se harán con los remanentes y con los planes de inversión financieramente sostenibles pero hay que decir que de esa forma ni se pueden hacer las mismas inversiones ni es la forma adecuada de realizarlas, pues de esta manera hacen falta casi dos años desde que el Ayuntamiento ingresa el dinero hasta que lo gasta. Este proceso, liquidación del presupuesto una vez finalizado el año, el pago de parte de la deuda, comunicaciones a Hacienda, etc, hace que algunos de esos fondos en vez de gastarse en 2018 se gasten en 2020.

 

La ciudadanía jumillana podría pagar menos impuestos si tanto PP como PSOE hubieran tomado otras decisiones en cada uno de estos presupuestos pues ninguno ha hecho nada para revisar los valores de las viviendas y pagar con justicia el IBI. El PP siempre pidió reducción de impuestos hasta que gobernó y el PSOE ha aprovechado las subidas de ingresos por las revisiones y lo que quedaba de subida de valores hasta 2015 y no ha hecho absolutamente nada para impulsar la revisión de valores catastrales que supondría que la gente pagara con mayor justicia el impuesto más grande que es el IBI.
Los ayuntamientos en general tienen superávit y el de Jumilla no es menos. Las jumillanas y jumillanos no deberían tener que soportar esta presión fiscal que supone la ley de estabilidad o ley cepo, mientras que las Comunidades Autónomas y el estado la incumplen. Europa no exige que los ayuntamientos ahorren y no tengan déficit que ahora es lo que al gobierno le sirve para compensar lo que hacen otras administraciones como las Comunidades Autónomas.
Izquierda Unida-Verdes cree que es triste ver lo poco que exige el Ayuntamiento a otras administraciones, especialmente a la regional aceptando las condiciones impuestas sin hacer nada o incluso aportando dinero para inversiones que ningún otro ayuntamiento aporta.jumilla1

 

La visión de ingresos que tiene IU de este presupuesto es la expuesta; nada de exigencias a la Comunidad Autónoma y acatamiento total de la ley cepo de las finanzas municipales, sin al menos procurar que lo que se pague con mayor justicia, revisando el IBI.
Y sobre los gastos tenemos una impresión general de continuismo, de dejar caer los brazos para con las necesarias inversiones que se podrían acometer y dirigir el gasto a las privatizaciones.
En Izquierda Unida-Verdes tenemos claro que el Equipo de Gobierno pretende engañar a la ciudadanía con las partidas para las privatizaciones. En la legislatura han subido un 24% nominalmente, es decir, en las cantidades que van en las partidas, pero la realidad es que en cantidad real han subido 32%, por lo que esconden un 8%. El mejor ejemplo es la reciente privatización de jardines que asciende a 508.500 euros anuales mientras que la partida tiene 350.000 euros. Esto es posible por las vinculaciones de partidas y el sistema de funcionamiento de un presupuesto, pero a nuestro juicio es un engaño. Ese 32% es un incremento injustificado, ilógico y contradictorio con el programa electoral con el que el PSOE concurrió a las últimas elecciones.

jumilla2

 

Desde 2016 vienen mermando las ya escasas inversiones, además sumamos que la legislatura del PP fue una legislatura nula en inversiones puesto que se equivocaron haciendo un plan de ajuste mucho más duro del necesario.
Un presupuesto bueno para Izquierda Unida tendría que tener unas inversiones de en torno al 30% del total y sería aceptable si llegara al 20% pero estamos en un 5,8% de inversión.
Las mayores inversiones elegidas por las jumillanas y jumillanos, las relativas al proceso de presupuestos participativos se quedan en mucho menos de lo que a IU-Verdes le gustaría. En municipios pequeños y de menor presupuesto esas cantidades tan pequeñas son mucho mayores y se prioriza la decisión de los vecinas y vecinos a la decisión del Equipo de Gobierno. Son por tanto escasas y sin posibilidad de demasiada enmienda aunque desde Izquierda Unida-Verdes lo hemos intentado.
Desde este grupo municipal se presentaron un total de 20 enmiendas, de las que se retiraron algunas, ya que el informe de intervención no las recomendaba y se volvieron a presentar, modificadas según el informe, para mejorarlas.
Izquierda Unida ha llevado finalmente a pleno 10 enmiendas y lo que pretendía este grupo era mejorar el presupuesto con el escaso margen que se tenía, en el sentido de convertir las subvenciones nominativas en subvenciones por concurrencia competitiva, mejorar la oferta de empleo público e invertir en cultura. No habiendo sido aprobada ninguna de las enmiendas presentadas, este grupo municipal ha votado en contra de la aprobación de este presupuesto pactado y cerrado, a nuestro juicio, y con muchas cosas que cambiar para llegar a un porcentaje aceptable de inversiones y hacer una congelación de las privatizaciones a los niveles de 2015 hasta que cambie la ley de estabilidad, a manos ahora del PSOE.
El no de IU-Verdes se debe por lo tanto a un presupuesto continuista, sin inversiones novedosas y que consolida las privatizaciones cada vez más grandes y para más tiempo.

¡Compártelo!

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInenviar a meneame
Añade tus comentarios
  • No se encuentran comentarios