Opinión

Mi nueva etapa

el . Publicado en Diego Jiménez

Cuando, amable lector, te asomes a este mi primer artículo del nuevo año, llevaré un día jubilado de la enseñanza. Con fecha 7 de enero, coincidiendo con mi 60 cumpleaños, habré cesado en la actividad que me ha ocupado casi 36 años de mi vida.
En mi anterior artículo (Aquellos años de adoctrinamiento) evoqué parte de la etapa de mi infancia y adolescencia en las aulas.

Unos años después, recién estrenada mi posterior licenciatura en Geografía e Historia en la Universidad de Murcia, me esperaba el obligado servicio militar, en enero de 1976. Concluí la mili justo en el momento en que en España se convocaban las primeras elecciones a Cortes constituyentes, en junio de 1977. Días después, el título de licenciado me permitió acceder, por oposición, a una plaza docente en la EGB. Mi travesía por las aulas en aquella etapa me condujo a lugares como Portmán. Qué buenos dos años aquellos, en contacto con gente del pueblo y foránea, personas que ya por entonces cuestionaban el encenagamiento de la preciosa bahía por los vertidos incesantes de la multinacional Peñarroya.