Aeropuerto: 200 millones

el . Publicado en José Antonio Pujante

El aeropuerto de Corvera es una de las más grandes y destacables infraestructuras de la edad del pelotazo urbanístico en nuestra región, ese tiempo que abarca los tres lustros que se iniciaron con la aprobación de la ley del Suelo de Aznar en 1998 y, como ya hemos planteado en otras ocasiones, ha sido la tumba del Gobierno Regional, con tres consejeros sacrificados hasta la fecha en ese capricho privado de altos vuelos, sobre todo tras el empeño del Partido Popular regional de socializar sin inmutarse la ruina de sus amigos.

No sé a quién ha podido pillar por sorpresa que la Unión Europea (UE) actúe denegando el préstamo participativo. Está en la naturaleza de la UE defender la competencia, el neoliberalismo y el mercantilismo, más aún frente a un proyecto fracasado de la periferia de la periferia, como lo está en la del escorpión picar e inyectar veneno con más dramáticos resultados cuanto peor calzado lleva uno.

Lo que no debería estar en la naturaleza de quienes gobiernan y gestionan nuestro dinero es ser tan rematadamente ineficientes. Se han equivocado desde el minuto cero, apostando desde el principio por el aeropuerto privado de Corvera sobre el de San Javier, concediendo avales a unos aventureros privados que nunca quisieron correr con los riesgos de su nefasta aventura, y tras retorcer hasta extremos insospechados la normativa tributaria regional, haciéndolo, para colmo, con renuncia al beneficio de excusión.

La ineficiencia del gobierno del Partido Popular nos va a costar más de 200 millones de euros, que hay que sumar a otras cifras de la socialización de las pérdidas que suponen otras infraestructuras del pelotazo; desde la costosísima desaladora de Escombreras (600 millones de euros), hasta la autopista de peaje Cartagena-Vera, pasando, no lo olvidemos, por todas las devoluciones de dinero público, sea a través de sentencia o extrajudicialmente, que ya están implicando los convenios urbanísticos que firmaron prácticamente todos los municipios de la Región de Murcia al margen de la idea de ordenación urbanística racional a través de un Plan General.

A la ineficiencia arriba reseñada, y leyes de transparencia parciales con las que no engañan a nadie al margen, habría que añadir la decisión adoptada ayer por la Mesa de la Asamblea Regional de rechazar, con el voto exclusivo del Partido Popular, la iniciativa presentada por Izquierda Unida-Verdes en octubre de este año para que Garre compareciese en el Parlamento autonómico a fin de dar las oportunas explicaciones a ese pueblo que se va a ver obligado a asumir ingentes cantidades de dinero por la decisión de un gobierno incapaz. Una losa que, por desgracia, pesará durante muchos años sobre la Región de Murcia y que es el legado más claro que nos dejan 20 años de gobierno de la derecha.

¡Compártelo!

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInenviar a meneame
Añade tus comentarios
  • No se encuentran comentarios