¿Qué pasa con la piscina cubierta?

el . Publicado en Yecla

Ha pasado más de un año desde que concluyera el plazo para que la empresa encargada de realizar la ampliación entregara la obra. A día de hoy, el concejal asegura no saber cuándo se abrirá. Mientras, los usuarios sufren las consecuencias.

En septiembre de 2016, el Pleno del Ayuntamiento de Yecla aprobó destinar 1,8 millones de euros para reformar la piscina cubierta. Se redactó entonces un proyecto que, incluiría un nuevo vaso para la enseñanza, vestuarios, espacios auxiliares tales como recepción, despachos, ludoteca, bar autoservicio o galería para espectadores. El presupuesto de la obra ascendía a 1,8 millones de euros. En octubre de ese año, 27 empresas se habían presentado para optar a la adjudicación. En aquel entonces, se dictó que las obras debían terminar “en el último trimestre del año 2017”, es decir, hace casi un año.
Pasó el tiempo y en noviembre de 2017 el concejal de Deportes, Pedro Romero, organizó una visita de los medios a bombo y platillo. Allí dijo que las obras estaban ya “en su proceso de finalización”. Es más, las puertas se iban a abrir por fin tras finalizar la Navidad “con un retraso de mes y medio respecto a lo previsto”. Sin embargo, ha pasado casi un año desde entonces y seguimos en las mismas.
Lo más gracioso de la historia es que la empresa adjudicataria, la UTE Servimar – Instalaciones Sánchez Mateos recibió la máxima puntuación entre las 27 empresas presentadas por bajar el presupuesto a 1,4 millones de euros y por reducir a su vez el plazo de ejecución en 2,5 meses. En resumen, la licitación de la obra de ampliación de la piscina cubierta fue adjudicada con un presupuesto de 1.402.704,49 euros y un plazo de ejecución de 9,5 meses. Esto es, hasta septiembre de 2017.
Al final, el Ayuntamiento acabó concediendo prórrogas hasta que en febrero de este año se vivió un nuevo capítulo de tan rocambolesca historia. A mediados de ese mes, la piscina se cerró un día para su puesta a punto, si bien todavía no se había llevado a cabo la recepción de la obra. En ese momento, Pedro Romero afirmó que multaría a la empresa con unos 200 euros por cada día de retraso en la entrega.

 

¿Más capítulos? Por supuesto. La obra fue recibida finalmente en julio de este año, para que fuera evaluada por los técnicos municipales y proceder así a su puesta en funcionamiento. Pero a día de hoy, en pleno mes de octubre, sigue sin estar acondicionada. Falta todavía limpiar, amueblar y poner en marcha los sistemas de filtración.
El concejal de Deportes no se atreve a dar fecha de apertura y mientras tanto, los usuarios siguen sufriendo la falta de espacios, duchas y de vestuarios, servicios a los que la cuota que han pagado les da derecho a disfrutar en buenas condiciones y sin embargo es todo lo contrario, hasta el punto de que en algunas ocasiones se producen situaciones muy molestas de gran desorganización, lo que ha generado mucho malestar.
Por tanto, desde el Grupo Municipal de IU-Verdes queremos poner de manifiesto la incompetencia de este Ayuntamiento y, más en concreto, de la Concejalía de Deportes, por no saber anteponerse a la desidia de la empresa constructora y por no gestionar con eficacia una situación que tendría que estar solventada hace más de un año. Una vez más, los yeclanos y yeclanas se ven afectados por la gran incompetencia de este Equipo de Gobierno.

¡Compártelo!

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInenviar a meneame
Añade tus comentarios
  • No se encuentran comentarios