Skip to main content

IU-Verdes de Alhama de Murcia critica la gestión de la Alcaldesa María Cánovas mostrando su “rechazo rotundo” al funcionamiento de la consulta ciudadana en torno al Parque La Cubana

La agrupación municipalista de IU-Verdes de Alhama de Murcia han mostrado este pasado martes mediante un comunicado su “rechazo rotundo” sobre la manera en la que la Alcaldesa Popular María Cánovas y su equipo de gobierno está realizando la consulta popular acerca del proyecto del conocido como el “Parque de la Cubana”.

El joven edil y portavoz de la formación de izquierdas en el Ayuntamiento, Antonio Garcia, ha señalado que “en primer lugar, se está ofreciendo información sesgada e interesada por parte de los miembros PP, Alhama@ y Vox, utilizando la institución y los recursos municipales de forma partidista. Renunciando a la planificación de un proyecto global, para volver a plantear «parches» sin ninguna visión de conjunto”.

García critica que por parte del Gobierno Municipal se ha planteado un proceso en el que hay tres opciones predeterminadas, “sin ningún consenso ni participación, con tres imágenes orientativas, que poco o nada tendrán que ver con la ejecución”. Haciendo hincapié en que “tampoco se ha informado con claridad sobre el coste. no solo del proyecto que resulte más votado, sino del sobrecoste de la rescisión del proyecto ya contratado”.

Por su parte la compañera del Grupo Municipal de Izquierda Unida-Verdes, Dori Muñoz, ha explicado que “el mecanismo de votación, pilotado por el concejal de Participación y Transparencia, Toni Sibina, está plagado de despropósitos ya que se está incumplimiento la Ley de Protección de Datos al realizar el voto de manera online ya que te exige tu DNI y este se relaciona con una id de tu dispositivo. De modo que pueden saber quién ha votado y qué opción. Por otra parte, aunque María Cánovas en la presentación del proceso de votación dijo que se pediría certificado digital, no hay ninguna garantía ya que cualquier persona que conozca la fecha de nacimiento y DNI de otra, puede votar por ella”.

Por último, Muñoz ha indicado que además, en el proceso de votación presencial, “es un funcionario del Ayuntamiento, quien se encarga de la urna sin que pueda estar presente ni pueden fiscalizar nadie. Tampoco una vez terminada las votaciones se garantiza la custodia de la urna”.