Skip to main content

Paralización de las obras de desamiantado en colegios públicos de Cartagena

Roca: «El fanatismo ideológico del Partido Popular está poniendo en peligro la salud de los alumnos y alumnas de Cartagena.»

Los núcleos del PCE en Cartagena y Educación denuncian enérgicamente la suspensión de las obras de retirado de amiento en ocho colegios públicos de la ciudad portuaria y consideran que el gobierno Regional del Partido Popular incurre en una actuación que sólo se puede calificar de negligente a tenor de las consecuencias para la salud pública que la decisión puede conllevar.

El acuerdo incumplido, que el gobierno Regional rubricó en la anterior legislatura con el ayuntamiento de Cartagena, incluía el retirado de estructuras de fibrocemento en los colegios de La Asomada, San Félix, Virginia Pérez, San Antonio Abad, San Cristóbal Santiago Apóstol, Luis Vives y Gabriela Mistral.

Una vez más, el Partido Popular incumple promesas electorales a costa de comprometer el bienestar de sus propios conciudadanos. Este caso concreto pone de manifiesto, un vez más, la ofensiva de la derecha contra la educación pública en favor de los centros concertados, cuya financiación se ha visto incrementada de manera obscena en los últimos años al tiempo que la precariedad impuesta por las políticas neoliberales se ceba con la escuela pública.

«Observamos atónitos cómo se amplían conciertos de bachillerato mientras hay alumnado de la pública en barracones», denuncia David Roca, secretario político del PCE de Cartagena y docente. «No obstante, esta actuación rebasa todas las líneas rojas. El fanatismo ideológico del Partido Popular está poniendo en peligro la salud de nuestros alumnos y alumnas», apostilla Roca.

Desde ambos núcleos consideran que no hay actuación más prioritaria que salvaguardar la salud de los menores escolarizados en los centros educativos que dependen de la CARM y exigen una rectificación urgente de esta incomprensible decisión y un compromiso serio por parte de las autoridades para eliminar el amianto de todos los centros donde el material esté presente, tanto de primaria como de secundaria. Reiteran, además, su defensa de la escuela pública como instrumento de cohesión social, de lucha contra la desigualdad y de transformación democrática.