Cristina Morano, mujeres de fuego

“Doy mucho follón con mis libros y mis cosas de Unidas Podemos”

[Img #74387]

Tengo la convicción de haber contactado con una mujer muy diferente a cuantas había conocido hasta ahora. Se trata de una sabia mezcla de rebeldía y dulzura. De realidad cruda y de dibujos escritos con una sensibilidad que se mete, sin permiso, en tu torrente sanguíneo. 

Hoy estreno septiembre entrevistando en Entre Tú y Yo a Cristina. Mujer que ha vivido y que sobre todo vive. Escritora, poeta, activista de izquierdas. Su voz transmite a la vez en dos frecuencias: quiere y lucha por un mundo mejor con rebeldía. Lo quiere explicar con los sonidos dulces de la poesía. Lo que ella denomina poesía social. Es una mujer de fuego, y de nieve. 

Nacida en Madrid en 1967, Cristina Morano es escritora y diseñadora gráfica. ¿Cuándo y porque aterrizas en Murcia?

Mi padre era ferroviario y le cambiaron de destino varias veces, he vivido en varios sitios. Me quiero ir, pero nunca encuentro el momento (risas).

Cuéntanos tres cosas que hayan marcado tu vida.

Las gafas, la literatura y mi familia, todas para bien.

Cristina, ¿es necesario estar o ser triste o melancólico para escribir poesía? 

Sí, porque esa es la manera que tiene nuestro cerebro de concentrarse y extraer de ahí dentro lo que de verdad nos significa como seres humanos.

[Img #74390]

Como poeta has publicado libros insólitos como Las rutas del nómadaEl pan y la leche, premio Enma Egea; La insolenciaEl arte de agarrarseEl ritual de lo habitualCambio climáticoHazañas de los malos tiemposNo volverás a hablar nuestra lengua. Has sido antologada en, entre otros, “Generación blogger”, de David González y eres uno de los poetas recogidos por Alberto Gª Teresa en su tesis doctoral “Poesía de la conciencia crítica” y en los libros “Disidentes” e «Insumisas».

¿Por qué poesía? ¿cómo entró en tu vida y qué significa para ti?

Pues entró en mi vida en el bachillerato, cuando empecé a escribirla, no recuerdo por qué… Significa todo, a la Palabra le dedico casi todo mi tiempo, pero no sabría decir por qué, hoy.

[Img #74388]

Cuéntanos Cristina ¿En que se inspira tu obra y qué pretende?

Me inspiro en cualquier cosa, no tengo un tema o un acicate definido para lanzarme a escribir. Cualquier pájaro, tallo, tuerca, archivo o viento pequeño puede ser un hilo rojo del que tirar para sacar de ti el abismo, el territorio, la carne de un texto poético. Pretendo escribir, pretendo hacerlo lo mejor que yo sepa y llegar a lo más profundo con mi texto. A tocar la entraña, a quebrar la lógica, las convicciones, las creencias de quien lea.

“La desnudez es algo que se siente a lo largo

de todo el ser”

En el “arte de agarrarse” hablas de los cuerpos desnudos, ¿que representa la desnudez para ti?

En ese texto significaba el estado ideal de una relación amorosa. La pureza que debía guardarse, defenderse, alzarse contra el sinsentido del trabajo o de las inclemencias del devenir. La desnudez es algo que se siente a lo largo de todo el ser; si, además, tenemos la suerte de que otros cuerpos se desnuden con el nuestro, significa la comunión, la comunicación completa. El «fuera de sí» de los místicos. Y no me refiero a hacer el amor sino a estar juntos, varios, desnudos, descansando, comunicando consuelo y la gracia de la belleza.

Para ti, cual es el primer paso, como empieza a escribirse un poema.

Primero hay que ponerse muy triste, mucho. Si no tienes problemas, búscate uno (risas).

¿Qué poema te hubiera gustado que te dedicaran?

Me han dedicado muchos, incluso novelas enteras que amo como si fueran mi entraña. Además de esos, yo querría «Alto jornal», de Claudio Rodríguez y «Lesbos» de Sylvia Plath.

[Img #74389]

Eres diseñadora gráfica free lance y tienes una trayectoria de 14 años en la agencia Tropa. Uno de tus trabajos, el catálogo sobre Francesca Woodman en el EAV de Murcia, fue considerado «uno de los 10 libros más bellos de 2010» por Elena Foster, directora de Ivory Press. ¿De qué producto, o idea, te hubiera gustado ser la autora de su imagen gráfica? 

De los libros de Daniel Gil.

¿Cómo sería el logotipo del desamor? 

Existe un corazón partido que da bastante bien la idea del desamor. Me gusta mucho, no creo que lo tocara.

¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste? ¿Por qué lo recuerdas?

Yo empecé leyendo tebeos de Bruguera y de aventuras. Los leía por los dibujos: yo siempre he querido dibujar. De hecho, me hice diseñadora gráfica porque enlazaba el mundo de la ilustración y de la Palabra.

“Si necesitas ayuda o gente para CAMBIAR EL MUNDO… entonces la gente llama a Izquierda Unida”

Un momento de política. Como militante de Izquierda Unida Murcia colaboras en el Grupo de Comunicación de IU- Verdes Región de Murcia y en el de Unidas Podemos Región de Murcia.

¿Tú crees que IU Los Verdes comunica bien a la gente su proyecto?

Hay una idea que recorre España ya, desde siempre: la gente puede votar a este o al otro, puede querer poner a este o al otro en el gobierno, pero… si lo que necesitas es que alguien vaya contigo a renegociar tu hipoteca, si quieres que alguien se quede en la calle contigo, protestando por los recortes, si necesitas ayuda o gente para CAMBIAR EL MUNDO… entonces la gente llama a IU. Eso se sabe. Lo sabe todo el mundo.

¿Existe una poesía de izquierdas y otra de derechas? 

Creo que sí: si un poema habla con el lenguaje de su tiempo y atiende a los progresos de la vida y del mundo, en cualquiera de sus formas, lógicamente será progresista y de izquierdas. Cuando un poema habla de cosas sin fuste o utiliza un lenguaje relamido, arcaico, que se queda fuera del sentir de su tiempo, sino consigue esa calidad, será un poema conservador y, por tanto, de derechas.

Dime un par de poetas que te gusten y que no estén catalogados como de izquierdas. 

Con esto de la Poesía pasa una cosa curiosa: por muy de derechas que sea el autor (o que se considere a sí mismo), si sus textos son buenos o plasman el sentir de su tiempo, serán progresistas. Te pondré un par de ejemplos: Dionisia García puede ser una señora cristiana, pero sus poemas son completamente progresistas: la mezcla de verdad, bondad y aire moderno, su voz audaz, segura y culta solo puede ser «de izquierdas». Otro ejemplo: Luis Alberto de Cuenca, que Dirigió la Biblioteca Nacional con el PP, es un autor de canciones y poemas completamente progresistas, atrevidos, sarcásticos, vanguardistas.

[Img #74391]

En el año 2010, escribiste el artículo sobre las mujeres de Cartagena, dentro de la serie “Radiografía de la mujer española” para la revista “Yo Dona” de El Mundo. ¿Qué es ser feminista hoy?

Intentar conseguir la igualdad, hacer ver que los trabajos reproductivos y los cuidados no son asuntos privados.

¿Qué crees que te ha negado la vida?

La Serenidad.

¿Dónde no te sientes cómoda?

Fuera de mi soledad no estoy nunca cómoda.

¿Algún proyecto a corto plazo?

Sigo escribiendo poemas y prosa.

¿Gatos o perros?

¿Por qué solo gatos y perros? En la casa de mis padres yo he tenido ratones, canarios, un jilguero, palomas, conejos y gallinas. Una vez tuve también un corderillo blanco. Mis amigas tenían caballos y galgos (es muy normal en Castilla La Mancha tener caballos o criar perros de presa o de carreras en las fincas que se dedican a cereal o a viñas). Jugábamos con todos, especialmente si alguna yegua tenía un potrillo o si los galgos eran cachorros y había que hacerles correr por las tardes. También he tenido peces en una pecera redonda, con el borde labrado, que mi madre limpiaba pacientemente cuando se morían.

Dime la verdad de tus poemas ¿cuál es tu preferido?

Creo que el «19» (no tiene título, es el número 19 de mi próximo libro «Re-signación», aunque la gente lo conoce por el poema del jazmín y de Matilde).

Como la canción Rabo de Nube, de Silvio Rodríguez, si te dijeran pide un deseo, pero para ti… ¿Cuál sería? 

Quiero una muerte dulce.

Y, para terminar, Cristina, dales a los lectores de MurciaEconomía una razón para leer esta entrevista…

Doy mucho follón con mis libros y mis cosas de Unidas Podemos, más vale que me lean para saber a qué atenerse.

Pues con estas palabras de Cristina damos por concluida la entrevista de hoy. Una entrevista que ha pretendido fomentar el rencuentro con el encantamiento de la oralidad a través de la belleza artística de esta cautivadora mujer, la cual menciona saber transmitir mejor sus emociones y sentimientos con su escritura que con su voz. Pero os aseguro que esta no es mi apreciación, habla con el corazón siendo su instrumento su sensibilidad y exaltación hacía la vida, una enamorada de la Palabra en sí.

Muchas gracias Cristina por el tiempo que nos has dedicado y por supuesto a todos los que nos seguís día a día en Entre Tú y Yo, ¡gracias! ¡gracias! ¡gracias!

¡Feliz lunes!

Fuente: murciaeconomia.com

Deja un comentario

Enlaces

Izquierda Unida-Verdes de la Región de Murcia

Aviso Legal · Privacidad · Cookies · 2019 construido por minet.es