Ladran, pero la caravana avanza

El discurso tremendista de la ruptura de España esconde el temor a que el programa pactado por PSOE y UP se lleve a la práctica y pueda amenazar algunos privilegios de élites de este país

¿Qué explica esta actitud de la derecha política? La respuesta no está tanto en lo que expresan, sino en lo que callan. El discurso tremendista de la ruptura de España esconde el temor a que el programa pactado por PSOE y Unidas Podemos se lleve a la práctica y pueda acabar, o al menos amenazar, algunos privilegios de los que han venido beneficiándose las élites de este país. La posibilidad de implementación de esta agenda reformista es lo que crispa de verdad a las clases pudientes de este país, representadas políticamente por PP y Vox principalmente y camufladas en un apoyo electoral más diverso.

Es entendible que medidas como subir el IRPF dos puntos a las rentas superiores a 130.000 euros y cuatro puntos a la parte que supere los 300.000 euros, o garantizar una cotización mínima del 15% a las grandes corporaciones o del 18% a bancos y empresas petrolíferas cuando están pagando de media el 12,6% (menos en porcentaje que la mayoría de trabajadores/as), no gusten excesivamente a grandes empresarios y tenedores de rentas altas.

Seguramente menos le gustará a Tomás Olivo, o a la familia del exministro Montoro, la revisión de la fiscalidad de las Sociedades de Inversión en el Mercado Inmobiliario (SOCIMIs), regidas por un sistema fiscal privilegiado en el que tributan al 0% en el impuesto de sociedades.

Y qué decir de la derogación de algunos aspectos de la reforma laboral de 2012. Eliminar la prevalencia del convenio de empresa sobre el de sector, derogar la temporalidad establecida para la ultraactividad de los convenios alargando su validez hasta la firma del nuevo convenio, o acabar con la potestad unilateral empresarial para presentar despidos colectivos, seguramente no gustará mucho a personas como Antonio Pascual, principal inversor de Agrasa. No digamos ya subir el Salario Mínimo Interprofesional hasta el 60% del salario medio en España.

Estas y otras medidas se proponen reducir la desigualdad que está en la base de la precariedad, pobreza y exclusión social que sufre buena parte de nuestra sociedad, pero amenazan la posición de privilegio de una minoría. Por eso braman, pero, como dice el proverbio árabe, la caravana avanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enlaces

Izquierda Unida-Verdes de la Región de Murcia

Aviso Legal · Privacidad · Cookies · 2019 construido por minet.es