OPINIÓN: Presupuestos CARM 2022: unos apuntes

Ha entrado, por fin, el Proyecto de Presupuestos de la CARM para 2022 en la Asamblea Regional para su tramitación, después de un surrealista ir y venir previo con la aprobación del techo de gasto no financiero bajo la excusa de la confirmación por el Gobierno Central de un nuevo fondo Covid19, que el propio Gobierno regional reconoce en sus previsiones de la consejería de Salud que no es muy necesario, dadas las menores exigencias de la situación pandémica.

Aun así, el presupuesto global se incrementa en 208 millones con respecto a 2021 (a pesar de la supresión del fondo Covid19, 350 millones) gracias a los 470,8 millones de fondos europeos y otros 142,7 de transferencias no finalistas del Estado. Los ingresos provenientes del Sistema de Financiación Provincial, que ascienden hasta los 233,4 millones (+15,3) y que deberían revertir directamente, pero no lo hacen, en los ayuntamientos, junto con otros 211 millones del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia recibidos en 2021, que no se han ejecutado pero que han de gastarse durante 2022, completan lo más novedoso de los ingresos.

Incluye también el Proyecto de Presupuestos la consabida reducción fiscal como marca de la neoliberal política de la que suelen presumir Fernando y su Gobierno; una reducción que es más un truco de prestidigitador que medidas realmente efectivas para incentivar ciertas políticas sociales, inversiones o redistribuir la riqueza. 

Es el caso del IRPF y su colección de deducciones que, sin embargo, solo alcanzan al 6% de los declarantes (AEAT2019). No obstante, este año se incluyen nuevas deducciones, aunque siempre con limitaciones. Así, se establece una deducción por hijos destinada a mujeres trabajadoras, pero aplicable proporcionalmente al número de días trabajados, por tanto, las mujeres paradas o con contratos temporales apenas tendrán derecho a deducción alguna, sus hijos parece que deben ocasionar menos gastos a las finanzas familiares.

En cuanto a los tres grandes capítulos de gasto, Educación congela o reduce sus presupuestos salvo en el programa de digitalización (35 millones), que financia el Estado, y en concertación a la privada (+12 millones). En Salud destacan la reducción del 92% del presupuesto en personal de rastreo de la covid19 y un incremento importante en la inversión tecnológica gracias a los fondos NG. 

Por lo demás, este Proyecto de Presupuesto trae una previsión de deuda pública histórica hasta los 11.231 millones y el sello de Vox: 12% de recorte en Cultura.

Fuente:laopiniondemurcia.es

Deja un comentario

Afíliate a Izquierda Unidad Murcia
logoIUVRM

Enlaces

Izquierda Unida-Verdes de la Región de Murcia

Aviso Legal · Privacidad · Cookies · 2019 construido por minet.es