OPINIÓN: Trasvase: basta ya de demagogia

El pasado sábado, festividad de San Isidro Labrador, el Círculo del Agua o, lo que es lo mismo, el lobby empresarial de la agroindustria exportadora, sacó de nuevo los tractores a la calle para protestar contra la supuesta hoja de ruta del Gobierno central para, según ellos, cerrar el Trasvase Tajo-Segura.

De nuevo una mezcla de demagogia y desinformación a partes iguales destilada desde las altas esferas del PP y dicho lobby empresarial, que calientan el ambiente contando solo ‘su verdad’ sobre el tema, cuando ésta también tiene otra lectura cuyo contenido no suele explicitarse ni tenerse en cuenta.

Así, por ejemplo, cuestiones como la disminución en un 47% de las aportaciones de lluvia en la cabecera del Tajo (de 1.471 hm3 en el periodo 1959-1980 a 741 entre 1980-2019); el crecimiento de las necesidades de la cuenca cedente, prioritarias por ley; y la obligatoriedad del establecimiento de los caudales ecológicos, irremediablemente han de afectar a las reservas de cabecera y, por tanto, a la disponibilidad de aguas excedentarias a trasvasar.

Precisamente por el efecto de estas mismas cuestiones, el PP modificó las Reglas de Explotación del Trasvase en 2014, argumentando las mismas razones a las que ahora se opone. Es más, la reforma que plantea el ministerio es la que el PP en su momento no quiso asumir a pesar de la recomendación de los técnicos: rebajar el trasvase de 38 a 30 hm3 cuando las reservas estuvieran en nivel 2 para mitigar la irregularidad del sistema. No obstante, sí elevó la reserva mínima no trasvasable de 240 a 400 hm3.

En el necesario balance global del Trasvase, que debería hacerse y al que el PP y el lobby empresarial se niegan, habría que contabilizar también el efecto contaminante de un modelo agroexportador causante del 85% de la contaminación del Mar Menor por nitratos, así como el crecimiento de una burbuja del regadío que acapara el 80% del agua que se consume en la región y que fomenta el regadío ilegal (8.640 ha según la CHS); sin olvidar que el régimen laboral que genera se sustenta en salarios precarios y en unas condiciones laborales indignas que hacen que los trabajadores en poco se beneficien de los 3.200 millones que genera la exportación del producto de su trabajo.

¿Podríamos bajarnos de los tractores y sentarnos en una mesa, sin demagogias, a ver como solucionamos todo esto?

Fuente: laopiniondemurcia.es

Deja un comentario

Enlaces

Izquierda Unida-Verdes de la Región de Murcia

Aviso Legal · Privacidad · Cookies · 2019 construido por minet.es