Skip to main content

Sí, la quita de deuda es una buena medida

Sigue agitando la demagogia López Miras, ahora con el acuerdo PSOE-ERC para una modificación legal que permitiría, para todas las CC.AA, la asunción por el Estado de una parte de la deuda autonómica originada por el impacto de la crisis económica de 2008 (tal es el acuerdo y no otro). Apela, además, el presidente, de manera innecesaria y con una sobreactuación impostada rayana en lo ridículo, a la negociación bilateral con el Estado, a la par que la reclama en el ámbito del Consejo de Política Fiscal y Financiera, como si alguien pretendiera que dicha modificación legal se tramitara al margen de estos procedimientos ya establecidos en la ley.

Estrategias partidistas aparte, la cuestión es: ¿tiene sentido esta propuesta? En nuestro caso lo tiene todo; sin menoscabo de la urgente y necesaria reforma del Sistema de Financiación Autonómica (SFA) pendiente de revisión desde 2014. Tenemos la tercera mayor deuda en relación con el PIB (32,1%) y la tercera mayor por habitante (7.732 €) agravada, sí, por la infrafinanciación del SFA, pero también y más por la pésima gestión del Gobierno regional y su política fiscal regresiva, que ha perdonado 1.400 millones a las rentas más altas en la anterior legislatura.
La medida supondría una quita de 1.919M (Gestha) de la deuda regional y la disminución de unos 30M en el pago de intereses. Es, además, coherente con la estrategia desplegada por el Gobierno de coalición progresista desde la crisis de la Covid-19 para ayudar a las CC.AA al sostenimiento de los servicios públicos, basada en transferir ayudas directas a las administraciones autonómicas evitando recurrir al endeudamiento y los recortes, como sí hizo el PP en 2012.
Solo entre 2020 y 2022 el Gobierno central ha transferido 35.881M de financiación extraordinaria a las CC.AA: 29.491M del Fondo Covid, 3.067M de la devolución de la liquidación negativa del IVA de 2017 y 3.324M por la condonación de las liquidaciones negativas del SFA de 2020. De todo ello, 9.83M han venido a la Región de Murcia.

Así que la pregunta ahora, Fernando, es si llegado el momento, cuando el Parlamento apruebe el procedimiento para la quita de la deuda, que será voluntario para las CC.AA, te vas a acoger o no a la medida, que debería estar condicionada a la reinversión de lo ahorrado en mejorar los servicios públicos, sin olvidar a los ayuntamientos, y a una armonización fiscal progresiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *